Skip to content

Larga vida al Profeta del Nopal

septiembre 19, 2008
Rodrigo González, El Profeta del Nopal

Rodrigo González, El Profeta del Nopal

No es que los rupestres se hayan escapado del antiguo Museo de Ciencias Naturales ni, mucho menos, del de Antropología; o que hayan llegado de los cerros escondidos en un camión lleno de gallinas y frijoles.

Se trata solamente de un membrete que se cuelgan todos aquellos que no están muy guapos, ni tienen voz de tenor, ni componen como las grandes cimas de la sabiduría estética o (lo peor) no tienen un equipo electrónico sofisticado lleno de sinters y efectos muy locos que apantallen al primer despistado que se les ponga enfrente.

Han tenido que encuevarse en sus propias alcantarillas de concreto y, en muchas ocasiones, quedarse como el chinito ante la cultura: nomás milando.

Los rupestres por lo general son sencillos, no la hacen mucho de tos con tanto chango y faramalla como acostumbran los no rupestres pero tienen tanto que proponer con sus guitarras de palo y sus voces acabadas de salir del ron; son poetas y locochones; rocanroleros y trovadores. Simples y elaborados; gustan de la fantasía, le mientan la madre a lo cotidiano; tocan como carpinteros venusinos y cantan como becerros en un examen final del conservatorio.

El Manifiesto Rupestre. Rodrigo (Rockdrigo) González.

Hoy se conmemoran 23 años del trágico fallecimiento del que fuera -para mí- el más grande de los padres del rock mexicano, Rodrigo Gonzalez también conocido como “Rockdrigo” y como “El Profeta del Nopal”, quien falleciera en la Ciudad de México aquel triste 19 de Septiembre de 1985 a causa del terremoto que sacudió a todo México.

Sin muchos recursos técnicos ni económicos, sin el apoyo de importantes disqueras, Rodrigo fue un incansable cantautor roquero, músico rupestre autor de memorables temas como “Perro en el Periférico”, “Tiempo de Híbridos”, “Las Aventuras en el Distrito Federal”, “El Asalto Chido”, e incluso la famosa “Estación del Metro Balderas” después adoptada por El Tri y recientemente grabada por Enanitos Verdes. Y más recientemente, la hija de Rodrigo González debutó en el mundo artístico bajo el nombre de “Amandititita”.

Y ya que no puedo ir a la estación del metro Balderas a dejar una ofrenda floral en su memoria, qué mejor manera de recordarlo que escuchándolo. El siguiente video es de una canción llamada “Distante Instante”. Espero sea de su agrado.

Más información sobre este músico, poeta y loco en:

No comments yet

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: